Para una persona con una enfermedad reumática, las labores cotidianas pueden representar un riesgo que pueden empeorar su condición, es por eso que deben tener cuidado y cambiar algunos hábitos que les garanticen una calidad de vida optima.

Hoy queremos ayudarte con algunos consejos, par que, a la hora de tomar el transporte público, ya sea un autobús, tren, incluso un avión puedas hacerlo de forma segura y ahorrarte algunas molestias.

1. En el paradero evite siempre bajarse del andén cuando esté esperando el bus.

2. En lo posible, espere el bus sentado.

3.Espere que el vehículo  esté detenido para subir o bajar.

4.Lleve siempre a la mano el dinero o tarjeta del transporte.

5.Si no puede sujetarse bien por el dolor en las manos y rodillas pida el asiento en el transporte.

6.En viajes largos en automóvil, tome descansos cada una o dos horas para que pueda salir y pararse.

7. En los aviones, elija asientos en los pasillos para que pueda mover las piernas más fácilmente.

8. Mantenga sus manos debajo de la posiciones “3 en punto” y “9 en punto” en el volante  cuando conduzca.

Descarga nuestro instructivo listo para imprimir

Related Post

© Fabian Muñoz Puello / Leidy vega Anaya