La reumatología puede generar confusión en muchos médicos, en su práctica diaria o durante la residencia y aún después de ella.

Aunque nada en la medicina es una verdad absoluta, el autor ha observado que las siguientes “reglas de oro” son útiles para la valoración de un paciente con problemas reumáticos/musculo esqueléticos.

Si bien las reglas se han limitado a 10, sin duda podrían añadirse muchas más:

1. La historia clínica y el examen físico adecuados, asociados a los acontecimientos de la anatomía musculoesqueléticas, son de importancia máxima en la valoración de un paciente con trastornos reumáticos.

¡Hay que examinar al paciente!

2. No ordene una prueba de laboratorios, a menos que sepa por qué la solicita y lo que hará si los resultados son anormales.

3. Todo derrame articular requiere aspiración articular para descartar artritis séptica o artropatía por cristales.

4. Gran parte del dolor del hombro es compromiso perirticular (es decir, bursitis o tendinitis) y la mayoría de los casos de dorsalgia no requieren cirugía.

5. No todos los pacientes con resultados positivos del factor reumatoide tienen artritis reumatoide y no todos los pacientes con resultados positivos de anticuerpos antinucleares padecen lupus eritematoso sistémico.

Recuerde: ¡nada es verdad absoluta!

West Sterling. Diez reglas de oro de la Reumatología. En Secretos de la Reumatología. McGraw-Hill. 1ª Edición. 1998. Página 4.

Related Post

© Fabian Muñoz Puello / Leidy vega Anaya